Restaurar ordenadores

Facebook Twitter Email

restaurar ordenadores

 

Restaurar ordenadores es algo que comenzó como un hobby. Creo, al igual que muchos, que los ordenadores antiguos tienen “alma” si me aceptáis el término, algo que no siempre podemos decir de los ordenadores actuales. Creo principalmente que ello se debe a que, en su día, fueron fabricados para durar. Ayudarnos en la contabilidad doméstica, aprender a programar y también, porqué no, para echar unas partidas a alguno de los míticos juegos que por aquél entonces hacían su aparición en un jovencísimo mercado de videojuegos.

Muchos de nosotros usábamos principalmente el PC como procesador de textos. Mi primer encontronazo con este tipo de programas fue con el wordstar. Recuerdo que resultaba necesario tener una plantilla plastificada que encajaba en las teclas superiores del teclado para recordar las combinaciones de teclas que permitían dar formato al texto. Estoy hablando de un procesador de texto que aún no era WYSIWYG (What you write is what you see) por lo que las partes con formato del texto aparecían resaltadas pero no podías conocer el resultado final hasta que no veías el texto impreso.

Sin embargo, más allá de los recuerdos, me encanta conocer a gente que siente la misma admiración por estos equipos. Restaurar ordenadores me permite conocer a gente en toda España con la que puedo compartir todo tipo de historias y anécdotas.

Sin ir más lejos, la fotografía que ilustra esta entrada es el resultado de mi último trabajo. Un IBM PC 5150 de 1983, cuyo proceso de restauración he ido publicando en anteriores posts, ocupando un lugar de honor en el despacho de arquitectos que me encargó su restauración. La cantidad de horas, problemas y personas que han ayudado a que vuelva a estar operativo, a las cuales les doy mi agradecimiento desde esta entrada, tienen su recompensa al ver que a nuestro pequeñín le quedan aún muchos años por delante.

¿Tienes algún equipo antiguo que te gustaría restaurar? No importa que no encienda o que lleve años en el trastero. Seguro que podemos devolverlo a la vida. Ponte en contacto conmigo y veremos que podemos hacer.
 
¿Te ha gustado algún artículo? Apúntate a nuestra lista de correo y podrás recibirlos antes que nadie en tu email. Recibirás como máximo uno por día y podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *